Informémonos sobre violencia

Existe un sin número de justificaciones en la sociedad para tolerar y naturalizar la violencia y particularmente contra las mujeres, en muchos casos la confunden o disfrazan bajo conceptos de Amor, cuidado, educación, protección etc.

Las niñas y mujeres generalmente no tienen claridad sobre cuáles son esas señales de maltrato, que van obstaculizando su desarrollo y que al ir escalando ponen en riesgo su vida, pues desde etapas tempranas han sufrido situaciones de violencia disfrazadas como formas de educación.

Ninguna relación humana debería basarse en el abuso del poder y la violencia, a menudo escuchamos frases que parecieran insignificantes, tanto en la familia, como en espacios comunitarios, educativos, laborales e institucionales.  Es frecuente escuchar en la familia “Usted no tiene que salir a jugar a la calle porque es niña” “no juegue con muñecas, acaso no es hombre”, estos ejemplos van configurando roles y estereotipos son  asumidos sin cuestionamientos, y tolerados y reproducidos por la sociedad, privando a las niñas de su derecho de socialización, de recreación y confinándolas a lo privado del hogar y al niño privándole de su derecho y capacidad de aprender a ejercer paternidades conscientes y  responsables, frases como, “amarren a sus gallinas que mi gallo anda suelto”, que no hacen más que reforzar comportamientos de sexualidades irresponsables, de masculinidades abusivas y de la sumisión de las mujeres al placer sexual de los hombres. Todo esto va configurando actitudes y comportamientos abusivos o de sumisión que se ejercen en la adultez.

Por eso te invitamos a reflexionar con estos ejemplos que te presentamos, para que identifiques si en tu relación de pareja estas siendo violentada o estas ejerciendo violencia:

Conoce los siguientes relatos:

Indicadores de violencia

Si estás pasando por una situación similar, te invitamos a entrar en el siguiente enlace, allí conocerás en qué nivel de violencia está tu relación y cómo buscar ayuda.

Directorio de oficinas fiscales

Si estás sufriendo de violencia, conoce a todas las instituciones que pueden brindarte apoyo para salir adelante.