Marco Conceptual de Campaña

La Encuesta Nacional de Violencia contra las Mujeres 2017, reporta que, en El Salvador, 1,790,440 mujeres manifestaron haber sido víctima de algún tipo de violencia en algún momento de su vida en el ámbito publico y/o privado, de este total solamente 170,469 mujeres buscaron apoyo y solo 130, 549 interpusieron denuncia.

El informe semestral de Hechos de Violencia Contra las Mujeres (2019), que desarrolla el Sistema Nacional de Datos, Estadística e Información, señala que, en el periodo de enero a junio 2019, se habían registrado 12,642 hechos de violencia, en el 2018 se registraron 21,299 hechos.

Las estadísticas muestran un continuo de la violencia contra las mujeres en todo su trayecto de vida.

Esto confirma el grave problema que representa la violencia contra las mujeres, que afecta directamente a las niñas, adolescentes y mujeres en todos los ámbitos de su desarrollo.

Un dato alarmante es que de los 3,138 hechos de violencia sexual registrados en el periodo enero-junio 2019, 1565 se cometieron en el domicilio, es decir donde las niñas, adolescentes y mujeres deberían de sentirse seguras, del total de estos 2110 fueron cometidos contra menores de 18 años. Vivir con miedo en el propio hogar no debería de ser una situación que debería experimentar ninguna niña, adolescente o mujer.

Todas estas situaciones de violencia atentan contra el acceso a derechos y oportunidades y son un obstáculo para su desarrollo, que impacta directamente a más de la mitad de la población y por lo tanto el desarrollo del país.

En la sociedad, existen relaciones desiguales de poder entre mujeres y hombres, las cuales son propiciadas por una sociedad estructurada de manera patriarcal, que considera y promueve la superioridad de lo masculino, el que esto haya existido durante mucho tiempo no quiere decir que este bien, ni que deba continuar; como sociedad necesitamos realizar un cambio, que nos permita comprender  que la violencia contra las niñas y las mujeres no debe ser cotidiana, ni normalizada, tampoco debe ser callada; el empoderamiento de las niñas y mujeres  a través del conocimiento les permitirá tomar decisiones trascendentales para sus vida, colocar un alto a la violencia o realizar las respectivas denuncias.

Por esta razón la Corte Suprema de Justicia

Se plantea el esfuerzo de lanzar esta campaña que pretende motivar y actuar para identificar situaciones de violencia que como sociedad hemos normalizado y que ejercemos constantemente en la cotidianidad. La campaña, invita a las niñas, adolescentes y mujeres a identificar actitudes y comportamientos que las alerten sobre, si están experimentando violencia y acercarse a los mecanismos existentes para buscar atención oportuna. También busca promover que los hombres identifiquen ejercicios y comportamientos violentos y se planteen nuevas formas de relacionarse en el marco del respeto.

Así mismo la campaña invita a la sociedad a no naturalizar ni tolerar la violencia contra las niñas y las mujeres e incentiva, a que como sociedad promovamos una cultura de prevención y denuncia. Para esto se ha contado con el apoyo de la Iniciativa Spotlight, un asocio entre Naciones Unidas y la Unión Europea.